EL CEMENTO DEL AMOR

En el lenguaje de los masones operativos el cemento, o la argamasa, aluden a esa cualidad propia de la Orden masónica consistente en generar la energía que “cimenta” el amor entre los hermanos, y por tanto la fraternidad, teniendo en cuenta que el amor de que aquí se trata es el que nace de la fuente del Conocimiento. El Amor como una fuerza que “une” (de ahí: “la unión hace la fuerza”), y de hecho no deja de ser significativo que en la Cábala el conjunto de las letras que conforman la palabra “unidad” y la palabra “amor” tengan el mismo número: el 13. Nada que ver, pues, con sentimentalismo alguno, al que son propensos muchos masones de hoy día.

Quizás sea por eso mismo que la exclamación “¡Que el Amor reine entre los hombres!” que se pronuncia en la Cadena de Unión al cierre de los trabajos en algunos Ritos (R.E.A.A.), tenga lugar junto al Pilar de la Fuerza, que viene justamente después de aquella otra que dice: “¡Que la Paz reine entre los hombres” (Pilar de la Sabiduría), y antes de: “¡Qué la Alegría esté en los corazones!” (Pilar de la Belleza). Francisco Ariza




El Taller: franciscoariza5@gmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Simbolismo y Leyenda del Intendente de los Edificios o Maestro de Israel. Grado 8º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado

ASPECTOS SIMBÓLICOS DEL 'SIGNO DE SOCORRO'. Iacobus Eleazar

El "Signo de Socorro" del Maestro Masón