Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2018

SOBRE LA «GLORIFICACIÓN DEL TRABAJO»*. René Guénon

En nuestra época es muy corriente exaltar el trabajo, no importa el que sea y de la forma en que se realice, como si tuviera un valor eminente por sí mismo e independientemente de cualquier consideración de otro orden; es éste el tema de innumerables declamaciones tan vacías como pomposas, y que no solamente se dan en el mundo profano, sino también, lo que es más grave, en las organizaciones iniciáticas que  subsisten en Occidente  (1 ) 1 . Como es fácil comprender, esta forma de considerar las cosas se relaciona directamente con la necesidad exagerada de acción que es característica de los Occidentales modernos; en efecto, el trabajo, al menos cuando así se lo considera, no es evidentemente otra cosa que una forma de la acción, y una forma a la cual, por otro lado, el prejuicio «moralista» se empeña en atribuir una importancia aún mayor que a cualquier otra cosa, porque, en definitiva es la que mejor se presta a ser ofrecida como constituyendo un «deber» para el hombre, contribuyen

LOS PILARES DEL PÓRTICO. Albert G. Mackey

Imagen
Los pilares más extraordinarios en la historia de la Escritura fueron los dos erigidos por Salomón en el pórtico del Templo, a los cuales Josefo ( Antig . Lib. I, cap. II) describe así: "Además, este Hiram hizo dos pilares huecos, cuya parte externa era de latón, y el grosor del latón era de cuatro dedos de ancho, y la altura de los pilares era de dieciocho codos (27 pies), y la circunferencia, de doce (18 pies). Y encima de cada capitel descansaba un lirio de metal fundido, elevándose hasta una altura de cinco codos (7 ½ pies), alrededor del cual quedaba una red rodeada de pequeñas palmas de latón, que cubrían los lirios. Y de los lirios pendían un par de ristras de doscientas granadas. El pilar que erigió a la derecha de la entrada del pórtico (en el sur), lo llamó Jachin, y el de la izquierda (o norte), lo llamó Boaz". Se ha supuesto que Salomón, al erigir estos pilares, tenía referencias del pilar de la nube y del pilar del fuego que iban delante de los israelitas

INTRODUCCIÓN A LOS "OLD CHARGES", O ANTIGUOS DEBERES. Francisco Ariza

Los Old Charges , o "Antiguos Deberes", constituyen una serie de manuscritos de un valor verdaderamente excepcional. Con ellos, la Masonería de nuestros días encuentra el eslabón que la une con su antigua tradición operativa, la llamada Masonería del Oficio o Craft Masonry. En efecto, los "Antiguos Deberes" constituyen la prueba incontestable de que la actual Masonería procede, por mediación del Renacimiento, de los constructores medievales, de los que hereda sus principales símbolos relacionados con la construcción, así como los "usos y costumbres" por los que se rigen sus integrantes. En este sentido, recordaremos que las "Constituciones de Anderson" de 1723 y 1738 se inspiraron justamente en los Old Charges , tomándolos como modelo y guía para su redacción. Y el hecho de que las Constituciones y Reglamentos Generales de casi todas las Logias y Obediencias actuales se inspiren a su vez en las de Anderson, confirma la existencia de esa con

PRESENTACIÓN DE LA SECCIÓN "RENÉ GUÉNON"

En una revista de estudios masónicos no podía faltar una sección dedicada a René Guénon (Blois 1886 - El Cairo 1951), el gran metafísico francés que ha sido en el siglo XX, por la claridad y profundidad de su exposición, el más importante intérprete y difusor en Occidente de la Ciencia Sagrada, también llamada Tradición Unánime o Filosofía Perenne . Iniciado en la Masonería en 1906, Guénon participó pocos años de los trabajos en Logia, aunque, eso sí, mantuvo durante toda su vida una relación muy estrecha con hermanos de numerosos países (algunos de ellos altos dignatarios de la Orden), sin olvidar que bajo la influencia de su obra muchas logias se constituyeron a lo largo de los años, como fue el caso, en 1947, de la logia "La Grande Triade" y "Les Trois Anneaux". Pero no sólo ha sido en Francia donde existen logias que trabajan masónicamente al abrigo de las ideas expuestas por Guénon. En el resto de Europa y América también ha habido, y hay todavía, logias qu

EL TALLER. Revista de Estudios Masónicos

Imagen
Presentación EL TALLER, por la naturaleza de sus estudios, prestará especial atención a la Masonería y el mundo que ésta describe: el Arte de la Construcción como imagen viva de la Cosmogonía Perenne y de su Principio creador, el Gran Arquitecto del Universo. En este sentido, nos interesa particularmente la investigación en los códigos simbólicos de la Orden masónica, comprendidos sus ritos y mitos, por entender que es en ellos donde se encuentran las claves para comprender ese Arte, es decir, sus leyes y estructuras invisibles, vivenciándolas como un soporte para la realización espiritual, es decir para la construcción del Templo interior. A este respecto, entendemos por nuestra propia experiencia y la de todos los maestros herméticos y masones operativos que nos han precedido, que el Arte Real masónico es idéntico a la Gran Obra alquímica, que existe en efecto una identidad entre esa construcción interna -y los símbolos fundamentales que la ejemplifican- y el proceso de tran

A MASSON'S CONFESSION. (LA CONFESIÓN DE UN MASÓN) (1727)

Imagen
Nota introductoria Este catecismo fue publicado en el "Scots Magazine" en 1755, si bien se refiere a la Masonería de 1727, por eso se utiliza esta fecha como el origen del documento. Describe a la Masonería operativa practicada en aquella época todavía en Escocia, tratándose por tanto de un texto de un gran valor histórico, además de su interés simbólico; tiene la peculiaridad de presentarse como las confesiones de un masón aparentemente decepcionado de la Masonería al descubrir el poco interés que despiertan en él sus símbolos y ritos. Sigue así la estela de “La Masonería Disecada” de Samuel Prichard, el cual también fue un masón que abandonó la Masonería y acabó por convertirse en enemigo de ella, siendo así un ejemplo negativo de lo que es un “profano con mandil”, que es como se designa en la Masonería a aquellas personas que aunque hayan recibido la iniciación siguen siendo profanos en su fuero interno. Parafraseando la fórmula ritual, son los que habiendo “descend