LOS MAESTROS COMACINOS

Una de las cofradías de constructores medievales descendiente directamente de los Collegia Fabrorum romanos fueron los “Maestros Comacinos”, así llamados porque eran originarios de la región del lago de Como, y también del Lugano y del Mayor (Maggiore), en el norte de Italia, de donde se expandieron a toda Europa a partir del momento en que fueron llamados por Carlomagno (siglo VIII) para construir la basílica de Aix-La-Chapelle (la Aquisgrán germánica). Aunque hemos de decir que ya un siglo antes los Maestros Comacinos habían estado en Inglaterra, confirmando así lo que dicen las leyendas masónicas acerca de la llegada a las Islas Británicas, incluida Irlanda, de constructores continentales, los cuales tomaron contacto con las tradiciones de origen celta (los druidas), allí establecidas desde antiguo. Era ese un momento crucial en la historia de Europa, pues recién había sido creado por Carlomagno el Sacro Imperio Romano, el cual sería un pilar fundamental en la construcción de la Cristiandad medieval.

Se iniciaba entonces un nuevo ciclo histórico, y los Maestros Comacinos siembran la tierra europea de edificios religiosos y civiles, y debido a su asentamiento en los territorios donde construían y por su contacto con las tradiciones locales, con las que se fundieron, poco a poco fueron creándose las nuevas cofradías de constructores, las guildas o “asociaciones libres de masones”, ya completamente integradas en la cultura judeo-cristiana, si bien siguieron conservando la herencia de los Collegia romanos y a través de ellos las enseñanzas de los pitagóricos acerca de la sacralidad del número y la geometría. 

Asimismo, no deja de ser significativo que maestros comacinos viajaran a Palestina durante las primeras cruzadas y allí aprendieran determinadas técnicas que incorporaron posteriormente a su arquitectura, de la que saldría el arco ojival, característico de la arquitectura gótica. 


Decir, en fin, que el símbolo de estos maestros era el compás abierto con una rosa en su interior, uniendo así dos símbolos que aluden respectivamente al cielo y a la recepción de sus influjos espirituales, papel que cumple aquí la rosa, análoga a la copa. Ambos han pasado a ser el emblema actual de los arquitectos. Francisco Ariza




El Taller: franciscoariza5@gmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Simbolismo y Leyenda del Intendente de los Edificios o Maestro de Israel. Grado 8º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado

ASPECTOS SIMBÓLICOS DEL 'SIGNO DE SOCORRO'. Iacobus Eleazar

El "Signo de Socorro" del Maestro Masón